Dos mil millones de jóvenes corren riesgo de ser excluidos de fuerza laboral

•      Deloitte Global y la Coalición Empresarial Mundial por la Educación (GBC-Education, por sus siglas en inglés) pronostican que para el año 2030 más de la mitad de los casi dos mil millones de jóvenes alrededor del mundo no tendrá los talentos o las calificaciones necesarias para participar en la fuerza de trabajo.

•      La Coalición Empresarial Mundial por la Educación y Deloitte Global sientan las bases del crucial papel que juegan las empresas en la preparación de los jóvenes para el ámbito laboral del mañana, que hoy está afectado por alteraciones tecnológicas y sociales.

•      Se lanzó un “centro de acción” para catalizar las nuevas colaboraciones entre compañías, fundaciones y organizaciones juveniles que prepararán a la próxima generación de jóvenes.

 NUEVA YORK, EE.UU. Setiembre de 2018 — La Cuarta Revolución Industrial lleva las tecnologías emergentes a la vanguardia a un ritmo rápido y nunca antes experimentado. Transforma el tipo de trabajo que hace la gente y la forma en que lo hace. Mientras la Cuarta Revolución Industrial ofrece nuevas oportunidades, muchos integrantes de la actual fuerza laboral van quedando atrás y no están preparados para los retos laborales del futuro. Esto ha conducido a una gran preocupación de los líderes empresariales, pues la fuerza laboral mundial no puede mantenerse al ritmo actual de los cambios. En particular, 1,8 mil millones de jóvenes alrededor del mundo podrían rezagarse ante los cambios.

 De acuerdo con un nuevo informe de Deloitte Global y GBC-Education, “Preparando a la fuerza laboral del mañana para la Cuarta Revolución Industrial, un marco de acción para las empresas”, la comunidad empresarial debe asumir un papel más proactivo, debe preparar a los jóvenes de hoy y asegurar que estén listos para ser la fuerza de trabajo del mañana, incluso da recomendaciones para lograrlo. La comunidad empresarial debe unirse con otros stakeholders (grupos de interés) y tomar acciones ahora para preparar a las siguientes generaciones para el ámbito laboral.

 “Considero que cuando se trata de dirigir las oportunidades y desafíos de la Cuarta Revolución Industrial necesitamos una nueva mentalidad para pensar las acciones que aseguren que estamos preparando a la fuerza laboral del futuro”, dice David Cruickshank, Presidente de Deloitte Global. “Esto significa que las empresas tienen que jugar un papel protagónico no solo al definir y comunicar cuáles habilidades se requerirán en el futuro, sino también al trabajar hombro a hombro con docentes, gobiernos y organizaciones sin fines de lucro y asegurar que nuestros futuros empleados reciben la educación necesaria para competir y triunfar en una fuerza laboral que enfrenta irrupciones tecnológicas masivas”.

 

A %d blogueros les gusta esto: